martes, 2 de diciembre de 2008

Espectro

Me aproximo.
Veo en el espejo,
No hay nada.

Cierro los ojos,
Respiro hondo
Y los vuelvo a abrir,
Nada.

Levanto mi mano derecha,
Trato de tocar mi cara,
Pero solo hay vacío.
Un vacío interminable que me ha devorado.

No lo puedo creer,
Miro a mí alrededor en desesperación
Nada, nadie, nunca.
Hecho a correr.
Escapando de la realidad.

Corro y corro.
Hasta que te encuentro a ti,
Si, a ti,
Simplemente tú,
Parada superfluamente
Viendo mi cadáver solitario en el asfalto…
Noviembre 2007

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tienes un alma muy linda, te juzgue mal , y sin darme cuenta me juzgue mal a mi misma, cada vez que conozco mas de ti, mas me doy cuenta que somos la misma persona , viendo la vida de igual manera sólo que desde diferente ángulo. Por favor no mal interpretes es sólo que se me hace sorprendente que exista alguien en el mundo con el cual comparto el 98% de mis gustos. el otro desafortunado 2% es el gusto por las mujeres y lo demas son detalles...
suerte en todo, o mejor dicho éxito , porque aun dudamos que la suerte realmente exista..

atte: tu, si fueras mujer

Profesor de apoyo dijo...

wow, que padre escribes
lee mi blog y dime que opinas de mis poemas, son muy furris en comparación de los tuyos pero bueno, se hace el intento.
un abrazo